Usted está en : Portada : Mundo del Agro Sábado 11 de junio de 2005

Los ecos de la tragedia de la Divine

Catorce personas perecieron en el incendio de la discoteque "Divine", en 1993.

"El fuego encendió nuestro espíritu. Se ha dispersado el humo,

tal vez ahora podamos ver". Frases del escritor Pablo Simonetti

que, a contar del próximo 4 de septiembre, quedarán grabadas

en una placa de granito de la vereda de calle Chacabuco, con

los nombres de las 16 víctimas del trágico incendio que en 1993

destruyó la discoteque "Divine".

El círculo no se cierra para la comunidad gay, que no olvida

a los fallecidos y sus familias. El proceso judicial sigue abierto

y ahora se anuncia "Divine: la película", basada en la catástrofe

ocurrida hace casi 12 años.

"ES LA HISTORIA QUE SIEMPRE ESTABA BUSCANDO"

La idea de la cinta corresponde a Francisco Saavedra, comunicador

audiovisual, productor de teatro y televisión de Centro Imagen.

Comenta que el proyecto, su ópera prima, nació el año pasado

cuando revisaba internet. "Me dije así como existió un 'Johny

100 pesos', donde en el fondo no se emiten juicios morales acerca

de la situación, por qué no se ha hecho nada respecto de esta

disco. Ese día me llegó un mail de un amigo en Francia contándome

que habían celebrado el aniversario del incendio en la Divine.

Me llamó la atención que fuera de Chile se hagan actos de homenaje.

Pensé: 'esto tiene que ser película, la que estaba buscando siempre,

es la historia que quiero hacer'", dice entusiasmado.

Del sueño pasó a la conformación de su staff integrando a su

socio y debutante director Cristián Castro; los guionistas Julio

Rojas, de la serie televisiva "Bienvenida realidad" y la película

"Secuestro", y su esposa Paula del Fierro. A eso se suma la valiosa

colaboración del Movimiento de Liberación e Integración Homosexual

(Movilh).

Cámara en mano, Francisco Saavedra cuenta que vino a Valparaíso

a investigar, hablar con parientes de las víctimas y sobrevivientes.

Sus vivencias las traspasó a los guionistas, que en un mes tenían

listo el bosquejo.

EFECTOS ESPECIALES: UN MILLoN DE DOLARES

Considerando que se necesita dinero para los efectos visuales

que permitan recrear el pavoroso incendio ("en Chile no hay buenas

empresas en el rubro", afirma el productor), se estableció un

presupuesto de un millón de dólares.

Junto a un entendido en el rubro, Adrián Solar, productor ejecutivo

de "Taxi para tres", postularon este año a un crédito Corfo.

Se analiza una coproducción con Argentina y Francia, situación

a definir en las próximas semanas.

Ahora la producción se encuentra en una campaña de pre-marketing,

con fiestas en Santiago para conseguir recursos y el próximo

mes lanzan el sitio oficial en internet.

Aunque la idea central está terminada, el guión se encuentra

en etapa de definición de los diálogos, aunque ya fue traducido

al inglés y francés para postularlo en el futuro a festivales

internacionales.

HOMOFOBIA E INTOLERANCIA

Renuente a revelar la trama, Francisco Saavedra explica que el

filme no pretende juzgar ni buscar culpables. "En un momento

se plantean cuatro tesis que son las que se han barajado y le

damos a entender al espectador que cualquiera podría haber sido.

Me interesa hablar temas más universales como la homofobia y

de la intolerancia que hay en Chile; el respeto, los antivalores,

el desamor, el desamparo... contar historias paralelas de personas

que se cruzan y convergen en la noche del incendio en la 'Divine'.

Mi primera película tiene que decir algo, quiero que la gente

salga del cine con la sensación que en algo va a cambiar su switch

respecto del tema gay, porque hoy existe una apertura de mentira".

"EXTRAS PORTEÑOSDEBEN SER GAYS"

En el elenco están confirmados los actores Francisco Pérez-Bannen

(rol protagónico como investigador), Soledad Pérez (una participación

secundaria pero importante como travesti); además de Mónica Carrasco

("Los Venegas"), Francisco Melo (el marido sinvergüenza de "Los

treinta") y Nicolás Saavedra, de la taquillera "Mi mejor enemigo".

Se conversa para incorporar a un actor español aún no definido.

Las filmaciones tendrían que comenzar en marzo o abril de 2006,

para estrenarla en octubre. La mayoría de los exteriores serán

en Valparaíso, pero también se consideran locaciones en Santiago

y Argentina.

En este punto, se visualiza la posibilidad que el interior de

la disco y el siniestro se hagan en territorio trasandino o un

estudio santiaguino. "El tema de los efectos visuales es bastante

complicado, por lo tanto hay que tener un manejo único de las

cosas. Al interior de la disco vamos a ver gente quemándose y

vigas cayendo y es necesario tener un control. Encontramos una

empresa experta en Buenos Aires que se interesó en la coproducción

y sale más barato ir a filmarlo allá".

Para las grabaciones en Valparaíso, se utilizarán homosexuales

de la zona como extras. Los castings serán en discoteques gays.

"No me interesan las maquetas ni los 'Tony Esbelt', son tal mal

logrados los personajes gay y siempre se cae tanto en la caricatura...

No vamos a permitir de extra a alguien que se esté haciendo la

loca", advierte el productor.

PROCESO JUDICIAL

"Esperamos que sea una herramienta para fortalecer la actitud

no discriminatoria de la sociedad chilena respecto de las minorías

sexuales", dice Rolando Jiménez, líder del Movilh al referirse

a la película.

Cooperó en la entrega de antecedentes, como una fotocopia del

expediente del proceso para el argumento. Está consciente que

no será un documental, sino que tendrá un grado de ficción.

Los que no es irreal es que a fines de mayo la Corte de Apelaciones

de Valparaíso dio la razón al Movilh en orden a que las investigaciones

por el "Caso Divine" no estaban acotadas, y rechazó el cierre

del sumario decretado por el juez Jorge Gándara.

"El magistrado, a lo largo de todo el proceso de investigación,

tuvo una actitud negligente y poco acuciosa. No hay que olvidar

que a los seis meses de la tragedia cerró el caso sin ninguna

conclusión relevante para establecer culpabilidades o responsabilidades.

Cuando logramos la reapertura lo hicimos con una serie de evidencias

contundentes, entre ellas el hallazgo de 'El Vietnamita' (sindicado

como la persona que tiró una bomba incendiaria en el local)".

Ahora, el tribunal de alzada porteño dio curso a una serie de

diligencias solicitadas por la agrupación. "Para no comprometer

el éxito de ellas, no me puedo referir en detalles, pero tienen

que ver con careos y ubicación y tomas de declaraciones de personas

claves en el proceso".

VERDAD

¿Se sabrá alguna vez la verdad de lo ocurrido esa noche en el

centro de entretención porteño? "Hay dos tesis que se han confrontado

en la investigación: el atentado homofóbico provocado intencionalmente

por desconocidos y la del cortocicuito. Nos movemos en ambas

y las diligencias van a poder cerrar el círculo, pero no creo

que exista un vuelco sorprendente o espectacular. Aunque sea

tarde se hizo todo lo posible por establecer las responsabilidades

y causas del incendio y se hizo justicia con la dignidad de las

víctimas y sus familias. El Movilh se la jugó e hizo lo que debió

hacer el tribunal o las policías", responde Jiménez.

EMOTIVO RECUERDO

Ayer el dirigente venía a Valparaíso para reunirse con la titular

del Segundo Juzgado del Crimen, donde ahora está radicada la

causa, para conversar sobre el avance de la investigación.

Otro trámite importante era hablar con un arquitecto de la dirección

de obras del municipio, para el tema de la instalación, el próximo

4 de septiembre, de una placa recordatoria en el exterior del

inmueble donde funcionaba la discoteque en calle Chacabuco.

Construida en granito sobre la vereda, tendrá grabados los nombres

de los 16 muertos. Actualmente gestionan la presencia de sus

familiares en la ceremonia del duodécimo aniversario.

"La idea es cerrar el duelo, y que (la placa) quede como testimonio

de la homofobia que en su momento operó respecto de este incendio.

Si los muertos no hubieran sido homosexuales la investigación

habría sido de manera distinta. Se habría dado curso a la petición

de ministro en visita que hicimos en su momento. Hubo desidia

de las autoridades políticas y policiales de la época en la zona.

La placa será un homenaje a las víctimas pero también un recordatorio

de la homofobia que en su momento desarrolló en el caso", concluye

el representante del Movilh.

EL MITO DE LAS CELEBRIDADES

Por años se especuló sobre la cifra total de muertos y heridos.

Según un informe del Movilh, en enero de 2004 la Brigada de Homicidios

y el Servicio Médico Legal estableció 16 víctimas, entre las

cuales 14 perecieron carbonizados, uno por asfixia y otro por

caída. Se estima que el recinto era ocupado por unas 70 personas.

En el hospital Van Buren se atendieron 14 lesionados, cinco trabajadores

y un bombero. Extraoficialmente, se habla que de 15 clientes

lesionados atendidos en centros privados de Viña del Mar para

ocultar su orientación sexual. Unas 17 personas salvaron ilesas.

Un verdadero mito urbano porteño refiere el deceso de figuras

del jet set criollo, pero los fallecidos eran de distintos niveles

socieconómicos y ocupaciones: profesor, ingeniero, liquidador

de seguros, estibador, artesano, mecánico, empleado bancario,

estilista y tres empleados del local. Todos con residencia en

Valparaíso, Viña del Mar, Villa Alemana y Santiago.

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto