Usted está en : Portada : Pido la Palabra Martes 30 de mayo de 2006

Héroes de sotana y espada

 

"Estuve por el monolito erigido a Fray Camilo Henríquez acá en

la ciudad puerto, Patrimonio Cultural de la Humanidad, el pasado

16 de mayo... saludé al fraile y retomé mi senda.

¿Motivo? Sencillamente hacen ya 181 años, anciano y enfermo,

el precursor del periodismo nacional, el mentor del primer medio

de información escrito, "La Aurora de Chile", retirado a la vida

privada murió en Santiago, solitario y pobre, en la más terrible

de las pobrezas.

El "alma mater" de la profesión más hermosa, el periodismo; quien

utilizó su sermón para incitar a la defensa de la Patria y, matrices

y tinta para llamar a la emancipación de Chile, el Fraile de

la Buenamuerte, Camilo Henríquez, descansa eternalmente y recibe

el saludo de sus compatriotas y, subrayadamente de sus pares,

periodistas de ayer, hoy y... mañana.

También, por Tiltil, el día 26 de mayo, a casi dos meses de la

Batalla de Maipú, la estirpe chilena recuerda el rol cumplido

en las lides libertarias por don Manuel Rodríguez Erdoíza, asesinado

cobardemente hace 188 años.

Un monolito erigido en su memoria -en Tiltil- en 1863 por don

Enrique Meiggs, testimonia su valía. En él se pueden leer algunos

versos escritos por el poeta don Guillermo Matta: "¡Jamás el

héroe muere! La mano que lo hiere, en página inmortal su nombre

escribe y el héroe mártir con su gloria vive..."

Este par de anónimos, de sotana y espada, convertidos hoy en

bandera del pueblo y sus dolores hilaron con su derroche de valor

inigualado un bello canto de eterna libertad.

Es necesario, es nuestro deber de compatriotas saludarlos y reiterarles

la gratitud de quienes apreciamos como ellos mutaron su verbo,

salmo y arrojo en la espada luminosa que sacaba luciérnagas de

la noche infinita.

Juan Meza Sepúlveda"

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto