Usted está en : Portada : Deportes Sábado 24 de junio de 2006

Emotivo homenaje a los campeones de Everton en 1950 y 1952
¡Ellos sí que mojaban la camiseta!

Evertonianos de todos los tiempos se reunieron ayer en la sala

de concejo de la Ilustre Municipalidad de Viña del Mar. Muchos

de los campeones de los años 1950 y 1952, estarán hoy en la sede

de calle Viana, festejando los 97 años de la institución.

De izquierda a derecha y de pie aparecen Jorge Miranda, Daniel

Escudero, Carlos Torres (actual presidente del club), el concejal

Andrés Celis, Vicente Alti, Rogelio Lazcano, la alcaldesa Virginia

Reginato, Augusto "Pelusa" Arenas, Jorge Arellano, Ricardo Aguila

(kinesiologo de aquellos planteles), Mario Espinoza (hermano

de Carlos), Moisés Silva y Rodolfo Leal. Sentados, en el mismo

orden, aparecen Oscar Padró Arenillas (ex directivo), Enrique

"Motorcito" Ponce, Salvador "El Tano" Biondi, Daniel Torres,

Germán Báez y Víctor Rojas.

por Manuel Gómez Poblete

 

Parte de la historia de Everton y, por que no decirlo, también

de Viña del Mar, se reunió ayer en la sala de concejo

del municipio, para formar parte de un sencillo pero emotivo

y principalmente merecido homenaje brindado a los jugadores sobrevivientes

de los planteles campeones de los años 1950 y 1952.

Gracias al siempre valioso aporte de Oscar Padró Arenillas -quien

se dio a la tarea de reclutar a este puñado de ídolos oro y cielo-

fueron llegando a paso lento y peinando canas, varios de los

muchachos que bajo las órdenes del inolvidable técnico Martín

García, lograron las dos primeras estrellas del fútbol chileno,

para un club de provincia.

Figuras como Salvador "El Tano" Bondi, Augusto "Pelusa" Arenas,

Germán Báez, Rogelio Lazcano, Enrique "Motorcito" Ponce, Daniel

Torres, Jorge Arellano y Vicente Alti, fueron llegando a paso

lento hasta el Municipio de la Ciudad Jardín.

Para muchos, pasaron inadvertidos, pero quienes sabían de su

visita los saludaron con especial agrado y emoción. Y es que

al margen de estos ilustres campeones -a los que se unió Mario

Espinoza en representación de su hermano Carlos, aquejado de

salud en Coronel; más el kinesiólogo de aquella época, Ricardo

Aguila- también estuvieron presentes figuras de la talla de un

Daniel Escudero (goleador del fútbol chileno en 1964), Moisés

Silva y Jorge Miranda, entre otros.

En la ocasión, se recordó aquella mítica tarde del domingo 14

de enero de 1951, fecha en la cual Everton logró su primera estrella

al superar en el alargue a la Unión Española, gracias a un solitario

tanto del recordado René Orlando Meléndez Brito.

Los ex futbolistas oro y cielo fueron recibidos por la alcaldesa

de Viña del Mar, Virginia Reginato, la cual, junto al presidente

de Everton, Carlos Torres, el concejal Andrés Celis y el director

de la Casa del Deporte, Javier Aravena, felicitaron y agradecieron

la presencia de estos deportistas, previo a la entrega de un

merecido galvano de reconocimiento.

Por la noche, los ex campeones participaron de una cena de camaradería

brindada en su honor; mientras que para hoy, la actual directiva

les rendirá un homenaje en ocasión del aniversario N° 97 de la

institución de calle Viana.

PADRÓ, EL GESTOR

Otro evertoniano de toda una vida como Oscar Padró, no escondió

su satisfacción y orgullo por lograr reunir a este ramillete

de campeones.

"Para mi es una gran satisfacción, ya que cuando yo apenas tenía

20 años, pude participar en este glorioso triunfo que tuvo Everton

al obtener el primer lugar de la competencia. Viajé con ellos

desde Santiago en el tren de la tarde y tuve la oportunidad de

ver el cariño de la gente y el recibimiento enorme que nos dio

la ciudad. Fue hermoso y por ello que estoy acá".

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto