Usted está en : Portada : Deportes Lunes 11 de febrero de 2008

"Acá en Valparaíso nadie me ganó"

A diferencia de otros ex-pugilistas, él se retiró a tiempo, trabajó en la Armada e invirtió su dinero

erika rojas

Campeón absoluto en los rings de Valparaíso y del sur, fue Ramón Alvarado Veloso.

El hombre que fue retratado en distintas ediciones de la revista Estadio, tiene actualmente 81 años y vive junto a su familia en Rodelillo.

"Yo nací en Lota, pero gracias al boxeo logré venir a Santiago y la gente de la Armada me ofreció trabajo , razón por la cual llegué a Valparaíso", relata.

De rostro cansado y dedos chuecos, al "Puño Mortífero" , como le apodó la revista Estadio, nunca le gustó que lo golpearan en el rostro y se retiró después de ser campeón chileno y vicecampeón latinoamericano de la categoría mediomediano.

-¿Qué recuerdos tiene de su época de boxeador?

"Yo comencé a los 16 años en Lota y siempre fui amateur. Llegué al Caupolicán a pelear y de la Armada me trajeron al Puerto para que boxeara por ellos. Acá en Valparaíso nadie me ganó y lo que más me gustaba era ganar por nocaut".

En 1948, Ramón Alvarado participó del Latinoamericano de Boxeo en Perú.

"Combatí enfermo y perdí. Salí vicecampeón, pero acá en Chile se dijo que había arrugado. Lamentablemente, me agarré un virus tipo influenza, que me nubló la vista y me ganó el peruano Perico García", rememora con entusiasmo.

-¿Compartió con muchos compañeros en la década del '50?

"Juanito Barrientos es un boxeador porteño que vive en Barón, pero últimamente no nos hemos contactado. Me acuerdo también de Videla, Héctor Espinoza, Picho Rodríguez, José "Cloroformo" Valenzuela y Eulogio Cruz. En esa época peleábamos en los recintos de la Aduana, Universidad Católica, el ring de calle Francia y en Viña en 14 Norte. Ahora ya no queda ninguno"

SU RETIRO

Gracias a que Alvarado se retiró a tiempo, su cuerpo no refleja los duros golpes de sus contrincantes, y es que después de permanecer invicto en la V región, el Puño Mortífero decidió retirarse a los 22 años para dedicarse a su trabajo.

Instalado en la Armada, Alvarado fue entrenador de algunos púgiles para despue´s jubilar y comprar amplios terrenos en Rodelillo, construyendo casas que actualmente arrienda.

Dirigido técnicamente por Hipólito Merchant, Alvarado piensa que una de las razones por las cuales decayó el boxeo fue porque comenzaron a haber muchos accidentes y el deporte se tornó muy inseguro.

SU PASION MUSICAL

También cantautor popular, Alvarado ha compuesto canciones para su familia y algunos clubes amateur. Con 11 hijos, algunos de ellos en España, y más de 20 nietos, el ex-pugilista se dedica a pasar sus horas tocando guitarra y haciendo arreglos en su casa.

También hojea bastante las revistas Estadio de la época, que empastadas en un gran libro, recuerdan los años de gloria de Alvarado, cuando acaparaba páginas completas junto a otros púgiles del siglo pasado.

 
Arriba  Volver