Usted está en : Portada: Deportes
Miércoles 14 de enero de 2009
Promesa de estadio regional en la previa de Clásico Porteño
Clubes protagonistas del tradicional partido están dispuestos a la construcción de un recinto común

erika Rojas S.

A las 21 horas comenzará a jugarse el sábado la Copa Gobierno Regional, duelo que enfrentará a Everton y Wanderers en el Sausalito, en lo que será el primer cla´sico porteño de esta pionera iniciativa impulsada por el propio Intendente Iván de la Maza.

Antes del pitazo inicial y sin todavía haber ganador, la máxima autoridad regional quiso dar a conocer un proyecto a mediano plazo que beneficiará a ambas instituciones y a todos los deportistas de la zona. Se trata de la idea de un estadio regional, ubicado posiblemente en Placilla, el que estaría listo en un plazo máximo de 4 años.

DESAFÍO

Luego de varias conversaciones, en el Consejo Regional, y con los presidentes Jorge Lafrentz, de Wanderers, y Antonio Bloise, de Everton, el intendente informó que se harán todos los esfuerzos para que el nuevo estadio sea realidad.

"El estadio tendría que levantarse en un terreno que compremos y debería cumplir todos los requisitos para acoger grandes partidos", sostuvo la autoridad.

Para coronar la idea en todo caso, se requiere de una inversión millonaria.

En lo deportivo, este sábado se jugará la primera edición de la Copa Gobierno Regional, la que pretende realizarse año a año en temporada estival.

Con la certeza de que ambas instituciones son parte de la historia de nuestra zona, el intendente de la Maza invitó a presenciar en familia este encuentro deportivo e instó a luchar con ímpetu por el nuevo recinto, ya que ni Wanderers ni Everton poseen estadio propio

NO HUBO APUESTA

Entre la seriedad de la propuesta hecha por el intendente, el presidente Antonio Bloise y el gerente caturro Ignacio Eguiguren -en representación de Jorge Lafrentz- no quisieron apostar por quien se quedará con el trofeo el sábado.

El más bromista fue Bloise, quien constamente se refirió a una "superioridad viñamarina", comentando, por ejemplo que los colores de Everton (azul y amarrillo) mezclados daban el verde de Wanderers.