Usted está en : Portada:
Jueves 20 de agosto de 2009
Sale nuevo viagra flash que deja "listo para la foto" en 5 minutos

COMENTE ESTA NOTICIA

Francisco Núñez

Un nueva modalidad de sildenafil (principio activo del famoso remedio contra la impotencia, conocido como Viagra) ya se está vendiendo en farmacias porteñas. La particularidad es que este producto promete hacer efecto en no más de cinco minutos.

 

Desde hace más de 10 años que se está comercializando en todo el mundo el sildenafil, que nació comercialmente bajo el nombre de Viagra y que se transformó en toda una revolución sexual.

 

El medicamento permite a los hombres que sufren de impotencia, después de una hora de ingerirlo, tener una erección y lograr mantener relaciones sexuales.

 

El medicamento se hizo muy popular en todo el mundo y es uno de los remedios más consumidos en la actualidad.

 

EFECTO FLASH

 

El nuevo tipo de remedio que apareció actualmente se denomina Zilfic Flash, y a diferencia de los "viagras tradicionales", permite que en cinco minutos, y con la estimulación necesaria, el hombre tenga una erección.

 

De esta manera, el tiempo de espera para que el sildenafil haga efecto en el cuerpo se reduce radicalmente, transformándose en un medicamento de rápida acción.

 

De ahí el nombre de fantasía "flash", que está asociado a la rapidez de su funcionamiento.

 

Los productores lo fabricaron para que fuera masticable y se pudiera ingerir como cualquier tableta, sin ni siquiera un vaso de agua.

 

El precio que se está vendiendo es de $9.990 pesos las seis pastillas de 50 milígramos.

 

HISTORIA DEL VIAGRA

 

Todo comenzó en 1985, cuando Simon Campbell y David Roberts, ambos químicos de la laboratorios Pfizer, emprendieron la tarea de encontrar un compuesto contra la hipertensión, descubriendo el sildenafil. Pfizer comenzó ensayos clínicos de la fase I del sildenafil en voluntarios sanos, sin historial de enfermedad cardíaca coronaria, seis años después, en julio de 1991.

 

El año siguiente, dos cosas sucedieron en paralelo, cambiando la dirección de la investigación. Al entrar en fase II, la droga no satisfizo las expectativas del equipo en términos de actividad en los pacientes que tenían enfermedad cardíaca coronaria severa. Sin embargo, los voluntarios manifestaron efectos secundarios, incluyendo dolor de cabeza, indigestión, problemas visuales, dolores musculares, así como un cambio en la función eréctil.

 

Para el equipo del descubrimiento este cambio en la función eréctil era un fenómeno interesante. Como la droga no parecía prometedora para tratar a pacientes con enfermedad coronaria, el equipo discutió la posibilidad de usar el sildenafil como droga terapéutica contra la impotencia.

 

En mayo de 1994 Pfizer comenzó el primer ensayo de la fase II del sildenafil en los hombres que sufrían de impotencia.

 

El resto es historia. Una historia de éxito empresarial y farmacéutico.