Usted está en : Portada: Crónica
Martes 29 de septiembre de 2009
No tenía ni pito que tocar y agarró a balazo limpio a una patrulla policial
Desesperado parroquiano está identificado y su captura es inminente. Le espera -cuando sea detenido - la justicia militar por disparar contra funcionarios de servicio

juan riquelme D.

Color de hormiga se les puso la diligencia a los carabineros de la Primera Comisaría de Viña del Mar, quienes acudieron en busca de un sujeto que tenía requerimientos de la justicia por el delito de lesiones graves.

Y no es que el acusado haya salido arrancando, ni se haya coludido con sus amigotes para que lo defendieran de Carabineros, sino que un compadre que estaba con su domicilio no encontró nada mejor que, sin mediar provocación, disparar a diestra y siniestra en contra de los policías, quienes no le habían dicho ni pío.

LOS HECHOS

Según informó Carabineros, los hechos ocurrieron a eso de las 09,30 de la mañana del pasado domingo, en circunstancias que personal de la Primera Comisaría de Carabineros acudió hasta la calle Limache, sector El Salto, para lograr la detención de J.M.S.D., de 29 años, quien era requerido por la justicia por el delito de lesiones graves.

Funcionarios policiales hicieron un llamado verbal en el acceso a la vivienda, tras lo cual -y luego de algunos minutos- el sujeto salió, aceptando entregarse, sin interponer problemas a la detención por la causa que le fue presentada.

Hasta ahí, todo era normal.

COMIENZAN LOS BALAZOS

Carabineros estaba ya concluyendo la diligencia, con el sujeto detenido y listo para ser presentado en los tribunales, cuando de la nada, otro sujeto, que no había aparecido en la "película", subió hasta un cerro que colinda con la parte posterior de la vivienda, y disparó a tontas y a locas en contra el personal policial.

En lo concreto, alcanzó a realizar dos disparos, ninguno de ellos, certero.

Tras eso, Carabineros respondió y comenzó un raudo operativo para dar con el peligroso agresor, el que se escondió en los arbustos y matorrales del cerro, perdiéndose por el bosque sin que hasta el momento sea detenido.

Eso sí, el individuo fue identificado por personal de la Sección de Investigación Policial, SIP, que realizaba el procedimiento, ya que es un delincuente habitual.

Por lo mismo se han intensificado las labores de búsqueda para dar con su paradero, siendo su detención inminente.

En cuanto al detenido, éste fue remitido al tribunal, sin que mucho entendiera el actuar de su compadre, quien - al parecer - pensó que él sería el requerido por la justicia, arrancando y atacando a los funcionarios policiales.