Usted está en : Portada:
Martes 3 de noviembre de 2009
Rudolphy: De bueno en "Elisa" a vampiro en "Vrolok"

10:33 Los vampiros chilenos, de esta nueva teleserie, comen ajo, andan a plena luz y no temen a las estacas.

jgf

SANTIAGO.- Si ya se había acostumbrado a ver a Álvaro Rudolphy como un policía bueno y el único personaje incorruptible de “Dónde está Elisa?”, rápidamente va a tener que cambiar el switch.

Desde esta noche, el actor cambia la pistola por unos colmillos postizos y se convierte en el “Conde Vrolok”. Así también se llama la serie nocturna que reemplazará a “Elisa” en la pantalla de TVN.

Tarea no menor. La disfuncional familia Domínguez se despide como un fenómeno comercial y de rating tras siete mese al aire. Pero ¿podrá traspasarle la audiencia a esta nueva apuesta de TVN? Eso es lo que esperan en el canal estatal.

 

VAMPIROS QUE COMEN AJO

 

Sin embargo, la incertidumbre que genera el "Conde Vrolok" es que la historia se ha contado muchas veces: el guión está inspirado en el Drácula de Bram Stoker. Pero la directora de la producción, María Eugenia Rencoret, confía en que será del gusto del público la adaptación de la serie a la realidad chilena.

Esto significa que la historia de desarrollará como un mito chileno, como en el Trauko o la Pincoya. Los vampiros chilenos no serán tan buenos para chupar sangre, podrán salir de día, comer ajo y tampoco andarán preocupados de que alguien los atraviese con una estaca.

La historia parte con la llegada del conde Domingo Vrolok, un vampiro europeo, al pueblo de Santa Bárbara, en 1880. Vuelve a Chile porque tiene antiguas deudas que debe saldar.

Acompañado por su supuesta hermana Montserrat Batista (Luz Valdivieso), se instala en una añosa casona, famosa por sus leyendas y hechos extraños que han ocurrido allí.

Vrolok, que tiene más de 100 años y ha sido testigo de guerra y pestes, lo que menos encuentra en la hacienda es tranquilidad: se enamora de Emilia Verdugo (Francisca Lewin), una adolescente de belleza prístina, de gustos refinados, el ángel del pueblo, pero que está comprometida con el doctor Gabriel Donoso (Matías Oviedo), iniciando un triángulo amoroso que generará varios problemas.

En tanto, aunque el pueblo de Santa Bárbara recibe al conde con curioso entusiasmo, el cura de Santa Bárbara, Faustino Rengifo (Julio Milostich) está alerta porque detecta en Vrolok una presencia maligna.

Y pasará muy poco tiempo para que sus temores se vuelvan realidad: la llegada de Vrolok comienza a generar extraños comportamientos entre los residentes, sobre todo en las mujeres.

La serie debuta esta noche, a las 22:40 horas, después del penúltimo capítulo de Elisa.