Usted está en : Portada: Crónica
Lunes 29 de marzo de 2010
Crean motel donde parejas se graban voluntariamente

En el mundo de los moteles u hoteles parejeros hay de todo tipo de diversidad y diferencias, donde se pueden encontrar diversas piezas temáticas, como sadomasoquistas hasta reproducciones de ciudades importantes del mundo.

Sin embargo en la República Checa, en la carretera ciudad de Praga, hay un motel y casa de prostitución llamado "Big Sister", donde las parejas que ingresan deben firmar un documento donde aceptan ser grabados mientras tienen relaciones sexuales, además de la posibilidad de hacer un DVD con esas imágenes y comercializarlo a través del mundo.

El motel se llama "Big Sister" por que hace una alusión al "Big Brother", que es una frase famosa de la novela "1984" de George Orwell, donde hay un ojo que todo lo mira constantemente.

El precio de las habitaciones y de las jóvenes que se prostituyen en el motel "Big Sister" es de 10 euros (ocho mil pesos chilenos aproximadamente) lo que es muy barato. Lo que le importa a los dueños es tener estas exclusivas imágenes para después comercializarlas.

DUEÑO

Herbert Grainix, austriaco, uno de los propietarios del local, dice que el "Big Sister" es "un espacio de relax en el que puedes gozar de un menú excelente, de una buena sauna, de una piscina cubierta, de un acuarium con peces increíbles, y claro, de las mejores chicas de la República Checa y de otros países, por una cantidad al alcance de todos".

El dueño del curioso motel agregó que las parejas teniendo sexo también son filmadas y lanzadas a una página web que durante casi todo el día emite las imágenes que suceden en las piezas del "Big Sister"

"Aquí viene gente de todo tipo, turistas con más o menos dinero, checos también con más o menos dinero, en fin, toda clase de gente; incluso parejas de novios y matrimonios… ¿Qué más les da que los vean teniendo sexo en todo el mundo? A muchos es eso, precisamente, lo que más les excita. Me he dado cuenta regentando este negocio de que hay más exhibicionistas de los que jamás hubiera supuesto", agregó Herbert Grainix

DECORACIÓN

."A nuestros clientes de la website al principio les parecía que había truco, que esos a los que veían en acción eran actores profesionales, pero ahora sabe todo el mundo que no, que son gentes comunes, como ellos. Supongo que ahí también radica buena parte del éxito", agrega el dueño de unos de los moteles más extremos de todo el mundo.