viernes 16 de abril de 2004

Villa Dulce: El desquite de los niños

Temblores, inundaciones, piojos y escenarios comunes de nuestra realidad, pero vistos a través de la peculiar mirada de los niños, se ven reflejados en ésta, la primera serie de monos animados hecha en Chile, y que se desarrolla en un pueblo de nombre conocido para los habitantes de la V Región.

 

por Adita González M.

 

Canal 13 realizó una serie de esfuerzos para sacar a flote su área infantil, que tan malograda resultó con los embates de 31 Minutos. Este trabajo dio buenos resultados con las producciones de "Banana" y "Villa Dulce", dos espacios que hoy disputan el sitial de preferencia de los niños cada fin de semana.

Pero para "Villa Dulce", el mérito es doble, porque además se trata de la primera serie de dibujos animados hecha en Chile y partió con el pie derecho, superando todas las expectativas del canal del angelito.

Esta primera serie de monitos "made in Chile" se llama igual que una de sus poblaciones más tradicionales de Viña del Mar, Villa Dulce. Y no se trata de una simple casualidad, sino más bien de un acto fallido, pues tres de los cuatros guionistas que trabajan en ella, de niños estuvieron de alguna manera conectados con este lugar.

Aunque, como dicen sus creadores Francisco Bobadilla y Beatriz Buttazzoni, Villa Dulce no es un lugar real. Bobadilla habla de realismo mágico, porque en ella, cualquier persona se puede sentir identificada con lo que sucede y se viven acontecimientos típicos de nuestro país. "En Villa Dulce tiembla, en Villa Dulce llueve, las calles se inundan. Hay reallity shows, farándulas, están metidos dentro de un medio medio mágico, pero que en el fondo funcionan con cánones normales".

Buttazzoni y Bobadilla le han tomado cariño a sus personajes y aseguran que la gente ya los está identificando. Agregan además que en el camino irán apareciendo más personajes y que en la serie no hay un solo protagonista, sino quince. "Todos tienen un cuento, una historia, están siempre entrelazadas, pero no hay un solo protagonista de la serie".

A la hora de hablar de lo que se podría llamar su primogénito, Francisco Bobadilla no escatima en palabras para señalar lo feliz que están con los resultados, que pueden ser un gran auspicio para el segundo proyecto de la productora Empatía, que tiene con Canal 13 para el segundo semestre: "Basura", del cuál todavía no puede hacer adelantos.

-¿Están contentos con los resultados obtenidos con estas tres primeras semanas al aire?

-Mucho, porque el ráting ha sido súper bueno, hemos promediado los 10 puntos, superando todas las expectativas que en el canal había y que las franjas infantiles tenían con un producto nuevo.

-¿Qué les ha comentado la gente que ha visto la serie?

-Que las personas se identifican con los personajes, que es divertido. La gente dice yo "soy como este personaje" o "se parece a un amigo mío". Nosotros buscábamos eso también, que la gente se identificara y lo logramos, la gente ya los está queriendo.

-¿Cuántos capítulos son?

-Son veinte historias que van puestas de a dos cada fin de semana, es decir 10 semanas.

-¿Cómo nace la idea de Villa Dulce?

-La idea nació de un trabajo que estábamos haciendo con Beatriz Buttazzoni, de retratar gente, de llevar a nuestros amigos más cercanos a un formato un poquito más chico, como jugando un poco con eso. Caricaturizarnos un poco a nosotros, a la gente, al medio.

-¿Qué objetivos persiguen con esta serie?

-Más que nada, que haya un programa de monos animados que hablen en chileno, que tengan realidades locales, son monos que funcionan en una realidad basada en el realismo mágico, pero que tiene cosas súper chilenas.

-¿Qué relación tiene con la población Villa Dulce con la serie animada?

-No sé si estaba en nuestro inconsciente, pero no tenía ninguna relación en el comienzo, pero tiene una relación súper especial, mágica, porque Villa Dulce se llama Villa Dulce porque estaba al lado de una antigua fábrica de caramelos, y en la serie en Villa Dulce hay una fábrica de caramelos, y después se siguen dando una serie de coincidencias. Como por ejemplo, yo nací en Viña del Mar. Quizás estaba en nuestro inconsciente.

-¿Cómo nace cada historia?

-Cada capítulo está basado dentro de una temática macro, como de cosas que pueden pasar, como que llegan los piojos, u otro donde se está inundando Villa Dulce; son cosas generales, que marcan a alguno de los personajes y generan toda una comedia de situaciones con los otros. Se pone un tema y se ve cómo reaccionan estos niños desde la lógica de los niños con respecto al tema. También hay capítulos que se desarrollan en torno a preguntas o cuestionamientos típicos que se hacen los niños, como que si tu papá ganas más que el mío, o que uno tiene el juguete de moda y el otro no.

 

NADA CON SOUTH PARK

 

-¿Qué se siente ser la primera serie animada Chilena?

-Es un honor, es una llave para abrir una puerta, que se puede hacer animación en Chile. Además se están haciendo otras series. Es bueno abrir la puerta. Y al ser los primeros, también queremos que las personas la recuerden, por ejemplo como la serie que incluyó el primer personaje flaite en mono animado, el Jerson. En fin, tiene muchas cosas bonitas para recordar, como que no se estigmatiza ningún niño, todos pueden tener futuro.

-¿Qué les ha parecido que los comparen con South Park?

-Yo creo que la comparación está dada por la economía de movimientos que está trabajando Beatriz en el desarrollo visual, más que en el guión. Pero esa comparación a nosotros no nos gusta, porque el tono de South Park es distinto, independiente a que nosotros nos puedan o no gustar esa serie. Villa Dulce está hecha con un tiempo muy ilógico para ser dibujos animados. Además, nosotros tenemos mucha más expresividad en los rostros que South Park, quizás sí en la economía de movimiento nos podemos parecer, pero por tono, somos distintos, Villa Dulce juega con una lógica de humor negro infantil, pero basada en la espontaneidad de los niños.

-¿Tienen pensada una segunda temporada?

-Sí, pero hay que verlo con el canal, por nosotros haríamos tres, cuatro, cinco temporadas.


Esmeralda 1002, Valparaíso, Chile
Teléfonos:
(56 32) 264230 - 264231

 

 

 

16/04/2004