viernes 16 de abril de 2004

Catalina Pulido: "Me gusta ser cruel"

La actriz y animadora de "El rival más débil" se ha convertido en la nueva chica mala de la televisión, gracias a su participación en el programa estelar de Canal 13. "No tengo que ser pesada, sino encantadoramente irónica" dice.

 

Por Pablo Carrasco T.

 

 

Para conducir "El rival más débil" Carolina Pulido tuvo que dejar de ser la niña dulce de intensos ojos celestes y lucida cabellera colorina. Así de drástico fue el cambio por el que tuvo que optar la actriz y animadora para sentarse en el sillón del programa estelar de Canal 13.

"Todo esto fue un trayecto largo, lleno de ansiedad, con hartas ganas de quedar, harta pega y harto estudio", argumenta Pulido, que para conducir el espacio debió pelear palmo a palmo con otras periodistas con fama de duras como Pamela Jiles, Carolina Jiménez y Julia Vial, con las que llegó hasta la etapa final.

Pero hay otro dato importante para la actriz: la animación de "El rival más débil" marca su regreso a la televisión después de quedar fuera de las teleseries, cuando en marzo de 2003 demandó a TVN porque, según ella, el canal no respetó su fuero maternal.

-¿Sientes que tu retorno es como una especie de venganza?

-No, porque no fue planeado y las venganzas se planean. Después de que me marginaron de TVN y que en Canal 13 tampoco me dieron la oportunidad, esto es como una recompensa del destino.

-¿No te preocupa que se genere una mala onda por el rol duro que tienes en el programa?

-La conductora no tiene que ser pesada, sino encantadoramente irónica. No tiene que humillar a los concursantes, sino que aclararles sus errores.

-¿Crees que te puede jugar en contra el hecho de no ser una intelectual como tu contraparte Anne Robinson, que conduce el programa original en Inglaterra?

-Las preguntas no son para alguien que haya pasado un MBA en Harvard. Son preguntas de conocimiento general. Yo no soy una persona culta, pero sí sé tres idiomas: alemán, inglés y portugués. Sé muchas cosas, leo mucho y cuando he hecho preguntas, generalmente me las sé todas.

-¿Qué es lo que más te ha costado al prepararte?

-Dejar de ser coqueta y pasar a ser más parca. Ella es una mujer súper limpia en sus movimientos, es una mujer contenida, intelectual y muy poco visceral. Yo soy todo lo contrario.

-Hablas de la conductora como si no fueras tú. ¿El programa lo conduces como si interpretaras un personaje?

-Lo que pasa es que este personaje es muy parecido a mí en términos de ironía y de que cuando quiero ser pesada, ácida y sarcástica lo soy. Quiero que la gente crea lo que está viendo, que no vean a un personaje. Quiero hacerlo lo más humanamente posible.

-Durante el capítulo del miércoles pasado, dejaste llorando a una concursante, ¿cómo te sientes con este estilo?

-Me gusta ser cruel... Pero con ella pasó que no supimos por qué se puso a llorar, porque para la gente es más fuerte cuando das los motivos por los que los estás eliminando. Eso sí que es power. Si vas al programa, debes tener en claro que te arriesgas a que te humillen o a que te tiren una talla un poco cruel. Pero también hay que tomárselo con humor sano.

-¿Te sentiste mal en ese momento?

-Sí, no era mi intención dejar llorando a nadie. Después me explicó que reventó porque en el colegio la molestaban cuando decía que se llamaba Socorro Socorro. Nosotros no fuimos responsables.

-¿La gente en la calle te reconoce como pesada?

-Sabe perfectamente que es parte del programa. No me van a apedrear en el supermercado; es más, la gente se caga de la risa. En mi vida soy un pan de Dios. Pasa que necesitaban una animadora sádica y morbosa, por el formato del programa que se da en todas partes del mundo.


Esmeralda 1002, Valparaíso, Chile
Teléfonos:
(56 32) 264230 - 264231

 

 

 

16/04/2004