Año 83 - Nro. 24.307 - Sábado 19 de Julio de 2003

Jorge Farías, el cantor porteño que inmortalizó "La joya del Pacífico", quiere grabar una nueva versión

Jorge Farías es una leyenda viva de la bohemia porteña. Es fácil reconocerlo, siempre de lentos oscuros, interpretando con su voz única clásicos como "El bazar de los juguetes" y "Volverá a triunfar".

Lucy Briceño

Mañana domingo, a partir de las 16.00 horas, artistas porteños participarán en una once bailable en beneficio de la folclorista Lucy Briceño, quien se encuentra gravemente enferma. Como invitado especial, estará el cantante Jorge Farías, y en el programa está contemplada la actuación de Los Paleteados del Puerto, Los Afuerinos, Silvia La trigueña, Los Huasos Ladinos y María Cristina Escobar. La adhesión es de sólo mil pesos. El show se realizará en el Sindicato de Tipógrafos, ubicado en calle Canciani, Valparaíso.

Cuando aún resuena el jolgorio de la fiesta con que Valparaíso celebró su nominación como Patrimonio de la Humanidad, resulta inevitable preguntarse por qué no fue invitado a esta celebración un personaje que es, sin duda alguna, un patrimonio vivo de esta ciudad. Es conocido en cada cerro y en cada rincón de este puerto, y considerado una leyenda viviente de la canción popular y de la antigua bohemia porteña, y pese a todo, el reconocimiento siempre le ha sido esquivo a Jorge Farías, un artista que tiene a su haber no sólo más de cuarenta años de carrera, sino que el hito histórico de haber sido él (y no Lucho Barrios) el primero en grabar y popularizar ese himno de Valparaíso que es "La joya del Pacífico". Un hito que muchos ignoran, pero que en su Valparaíso, ese que lo acogió desde su humilde infancia y del que nunca ha podido desprenderse, no puede pasar desapercibido.

A sus 58 años, Jorge Farías sigue cantando. Ya no en giras por el país y el extranjero, como en los buenos años, sino que en pequeños clubes, juntas de vecinos, bares o fiestas de barrio, donde es recibido con los brazos abiertos por la gente. Con un poco de suerte, es posible encontrarlo a alguna hora de la noche en uno de los bares del barrio Puerto, como el tradicional Lo de Pancho, e invitarlo a compartir un vaso de vino y pedirle que cante uno de sus temas, como "Volveré a triunfar" o "El bazar de los juguetes", que él interpretará con tal sentimiento que lo llevará hasta al borde de la emoción.

Hoy, próximo a cumplir cuarenta años de carrera profesional (aunque canta desde niño), Jorge Farías tiene planes para grabar un disco, con temas nuevos compuestos por su amigo, el letrista Angel Lizama, y una reversión de "La joya del Pacífico".

-¿Cuántos años de carrera lleva ya?

-Como profesional, desde 1964, pero yo canto del '56; empecé a cantar en las radios, en la radio Presidente Prieto en ese entonces, que estaba en el séptimo piso del edificio donde estaba la radio Cooperativa. De ahí, pasé a la radio Agricultura, y de ahí a la radio Caupolicán, en el programa Noche Limeña, que ese fue el que me impulsó para llegar al disco a Santiago, al sello Phillips, y después, de ahí no paré más. Me cambié de sello, porque después Phillips finiquitó con la parte artística, y me fui al sello de Hernán Pereira. Después me fui a Sol de América y el último en que estuve fue el Star Sound, que después también finiquitaron.

-¿Fue el '64 cuando usted grabó por primera vez?

-El '66 grabé yo, el '64 salí a una gira por todo el país; en esa moda estaba de moda María Teresa, Patricio del Solar, Los Tigres, el cómico número uno en esos tiempos era Carlos Helo... Y después, ya el '66, vine a grabar por primera vez. El tema era el vals peruano "Arrepentida"/"Dime la verdad"; después grabé "Qué más da"; y el tercer disco que grabé yo para la Phillips fue "La joya del Pacífico". Eso fue en 1966.

-¿Cuántos discos ha alcanzado a grabar?

-En estos momentos, tengo veinte singles, tengo un extendend play en 33 y el último casete. Ahora tengo la posibilidad de ir a grabar al norte, a un sello que se llama Estrella del Norte, que pertenece a Carrera Producciones; me mandaron a buscar y me dijeron qué posibilidades tenía de ir a grabar. Hay que buscar temas en todo caso; tengo un amigo, que me escribió el último tema, "Volveré a triunfar", que es Ángel Lizama, que escribe canciones y me tiene hartas canciones a mí. Entonces, quiero que me haga más canciones para hacer por lo menos unos quince temas, en cedé y casete.

 

"CORDILLERA DE MI ENSUEÑO"

 

-¿Cómo recuerda el momento en que grabó "La joya del Pacífico?"

-En ese tiempo los singles tenían lado uno y lado dos, o A y B. Entonces yo grabé "La joya del Pacífico" por el lado B, como una satisfacción personal, porque yo tenía una polola en Cordillera y le dije "te voy a dedicar esta canción". Pero el lado A era el fuerte, "Que no vuelvas más", y grabé el lado B como complemento de ese single, y resultó al revés, salió más "La joya del Pacífico"... Incluso en la letra yo le pongo "Cordillera de mi ensueño, Valparaíso de mi amor", porque en Cordillera vivía la niña. Y sonó, pegó, hasta el hecho de que incluso tuve la oportunidad de participar en la película "Valparaíso mi amor" (de Aldo Francia), cantando "La joya del Pacífico".

-Es una de sus canciones favoritas...

-De todas maneras, podría decirse que si no canto "La joya del Pacífico" en una presentación mía, no vale... Esa, y "El bazar de los juguetes", que son las más pedidas por la gente...

 

"AQUI TENGO MI GENTE"

 

De su niñez, poco habla Jorge Farías. Sus orígenes son humildes, y están radicados en el barrio Puerto, en el sector de San Francisco. En ese mismo lugar, en los antiguos bares de la bohemia porteña (el desaparecido Roland Bar, el American Bar, La Caverna del Diablo), se hizo famoso y se topó con la noche, las mujeres, el alcohol, una vida que disfrutó, pero que también se interpuso en su ascendente carrera. Hoy es un hombre solitario, pero disfruta de la compañía de sus amigos, en el mismo barrio que lo vio nacer como hombre y como artista.

-¿Usted ha vivido siempre en Valparaíso?

-Estuve viviendo un tiempo en Santiago, por mi carrera, porque estuve en el Bingo Show de Hernán Pereira, entonces ahí tenía que cantar tres veces a la semana en la radio y los fines de semana recorrer el país. Ahí estuve viviendo del '68 hasta el '72, en Santiago. Después me fui al sur, a San Fernando, y el '74 me volví a Santiago para grabar de nuevo, y me vine a Valparaíso el '82. Claro que siempre venía, porque cantaba, hacía shows en el Fortín Prat... Siempre estuve viajando para acá, cuando podía me venía. Es que aquí tengo mi gente...

-¿Y dónde vive ahora?

-En la avenida San Francisco.

-¿Tiene hijos, nietos?

-Tengo un hijo, pero no le he visto desde el año que llegué de Suiza, desde el año 1989, y de ahí no lo he visto más. No sé de su vida, la señora, la mamá del niño, se casó y ya perdimos contacto.

-¿Vive solo?

-Sí.

-¿Quién es su gente más cercana? ¿Amigos, parientes?

-Los amigos, tengo gente amiga; por ejemplo, la familia Olivares Espinoza, que viven en Independencia con Francia, ellos son bastante amigos míos, voy para allá casi todos los días, almuerzo con ellos, me van a ver donde yo voy a cantar, gente bastante amable conmigo. Y la Rosita Guerra, la que me trajo ahora para acá...

-¿Cómo ha visto cambiar Valparaíso en los últimos años?

-Mucho, no es el Valparaíso que yo conocí. Yo tengo 58 años ya y soy nacido y criado en Valparaíso. Yo nací en cerro Alegre, pero me crié en San Francisco, después estuve viviendo en cerro Santo Domingo un tiempo, después me fui a Playa Ancha con una tía, regresé a San Francisco, me fui a Santiago, volví y me fui al cerro Placeres, y así he deambulado, y ahora estoy en San Francisco de nuevo...

-¿Y cómo ve a Valparaíso?

-Lo veo más cambiado, no sé si será por los edificios que antes no había... Esto que hicieron de Patrimonio de la Humanidad me cayó muy bien porque ya no es un puerto tan común y silvestre, ahora espero que la gente entienda y valorice lo que es esto y le den el espaldarazo que corresponde.

 

"ME HE LLEVADO MAL YO MISMO"

 

-Usted ya es como parte del patrimonio de Valparaíso

-Sí, porque pienso que he cantado en todos los cerros de Valparaíso, en la mayoría de sus clubes, juntas de vecinos, soy el cantante de Valparaíso.... El hecho de que he ido a Europa, a las colonias chilenas, y de cada cien chilenos ochenta son porteños, entonces llego y voy a ganador, les canto "La joya del Pacífico", caen sus lagrimones, porque la gente extraña mucho su tierra, y aunque allá pueden estar muy cómodos, la raíz de uno es Valparaíso. Y lo mismo me sucede a mí, tuve la oportunidad de radicarme en Estocolmo una vez y no, quería puro regresar...

-¿No cree que el éxito, o el reconocimiento, han sido un poquito esquivos con usted?

-(Medita un momento antes de contestar) Me he llevado mal yo mismo, no he sabido hacerlo bien, pero he disfrutado sí de lo que he hecho, de las amistades, qué sé yo... Pero hace poco tiempo estuve en televisión, hace menos de un año, cosa que no se me había dado antes, salvo una aparición en "El festival de la una", con Enrique Maluenda; después estuve con Alcaíno, en "Amigas y amigos", y después vino Megavisión a buscarme para el programa "Aquí en vivo". Ahora, que yo no me acerque es otra cosa. No me gusta que me digan venga mañana, venga otro día... O voy y me atienden, o no voy no más, incluso a las radios no me gusta ir. Bueno, será mi forma de ser.... Yo considero que estoy bien con mi gente. Yo lo he comprobado, la gente me quiere, incluso las veces que me he juntado con Lucho Barrios a cantar juntos "La joya del Pacífico" en distintos escenarios, uno nota el cariño, lo percibe por el recibimiento que uno tiene, yo pienso que en cuanto a eso me tiene sin cuidado el estar o no estar en televisión o en radio; yo canto en vivo, y la gente me quiere igual....

-Hay mucha gente joven que a usted lo conoce y lo sigue, sobre todo en los locales nocturnos del barrio Puerto...

-Sí, y gente menor, niños también, de doce o diez años, que me ven en la calle y me dicen ¡Jorge Farías! Tengo ese carisma, porque como no soy engreído, no tengo celo... yo sé quien soy y no soy demasiado ególatra. Yo soy abierto en mi entretención y soy más amigo de la gente que artista. Arriba del escenario uno tiene que hacer lo que sabe, pero la gente me tiene buena. La juventud me ha estimado todo el tiempo que yo he ido a cantar, me estiman, me aplauden, y no hay un rechazo, como a otros artistas, que le incomodan a los niños con mucho bolero o mucho vals peruano... Es que ellos no son de ese ritmo, pero conmigo sucede lo contrario. Claro que tampoco voy a cantarles como para aburrirlos, dos o tres cancioncitas, y eso sería todo.

-¿Le gustaría grabar ese disco, del que hablábamos al principio?

-Sí, tengo otro tema que lo voy a tratar de recortar, porque es muy largo, que se llama "Los cerros de Valparaíso", quiero incorporarlo porque habla de todos los cerros, pero hay que tratar de acortarlo porque es muy largo... Y voy a tratar de grabar "La joya del Pacífico" de nuevo, con otros arreglos desde luego, no modernizarla, sino con el mismo ritmo que tiene, pero con otros instrumentos. 

Volver

La Estrella de Valparaíso
Teléfonos Contactos

Esmeralda 1002, Valparaíso, Chile
Teléfonos:
(56 32) 264230 - 264231