Año 84 - Nro. 24.508 - Miércoles 17 de Marzo de 2004

¿De donde viene el himno de Wanderers?

La señora Irma Arévalo, sostiene las partituras compuestas por su padre a comienzos de siglo.

"La Estrella" encontró a la hija del autor original de la canción oficial caturra, quien guardaba intactas las partituras musicales de la conocida marcha.

 

Son muchos los antecedentes que se manejan en Valparaíso sobre Santiago Wanderers. Todos conocen su historia como décano del fútbol chileno o saben que sus triunfos son seguidos como una verdadera religión en el puerto; sin embargo, son muy pocos -o prácticamente nadie- los que pueden hablar con conocimiento acerca de su himno, el mismo que el 2001 se escuchó con fuerza en los cerrros luego del tercer título de primera división alcanzado por el equipo verde.

A pesar de su popularidad, el origen del himno wanderino es un verdadero misterio para sus hinchas. Los más conocedores, hacen cirular una serie de rumores ficticios acerca de su nacimiento; no obstante, ni siquiera en la misma sede del club -en calle Independencia- tienen conocimiento sobre la creación de la conocida marcha.

MÚSICO CATURRO

Una de las historias más conocidas en torno al célebre himno, es que un antiguo músico porteño habría donado la canción original, como un gesto de agradecimiento a la directiva del club, por las alegrías vividas junto al equipo.

El apasionado hincha, vio la necesidad de plasmar en papel las principales cualidades del cuadro porteño, destacando su tenacidad y valor en la cancha. El nombre del talentoso compositor es Efraín Arévalo López, quien en la primera década del siglo pasado, habría creado la popular canción. Aparte de eso, es casi imposible encontrar datos históricos que comprueben si efectivamente es esa la verdadera historia.

Para terminar con los rumores, "La Estrella", se dió el trabajo de profundizar en el asunto, dando con el paradero de la hija del músico porteño, quien aún guarda en su poder la partituras musicales originales de la antigua canción.

WANDERINA

DE CORAZÓN

La señora Irma Arévalo es una conocida pintora de óleos de la zona. Radicada en Viña del Mar, recuerda con alegría y nostalgia, los tiempos en que su padre la llevaba del brazo para ver jugar al Wanderers.

"Yo era una niñita y mi padre era muy futbolizado. Yo siempre lo acompañaba a la cancha del Sporting, porque él era presidente de la Liga Esmeralda. Desde ahí que me acostumbré al fútbol, por lo que no tenía problemas para ir a los partidos de Wanderers".

-¿Usted recuerda, a su padre entonando el himno caturro?

"Es que él fue siempre un gran músico. Tenía una "estudiantina" con violinistas y guitarristas, que tocaba los sábados en el parque Italia; ahí se reunía toda la juventud y bailaban hasta las 11 de la noche. El grupo ensayaba en la casa y era mi padre el encargado de crear las letras; como le tenía mucho cariño al Wanderers, escribió la marcha y se la regaló a los dirigentes".

-¿Se acuerda en que año fue eso?

"Tiene que haber sido por 1912 aproximadamente. Mi padre era muy fanático por el Wanderers, pero nunca recibió un reconocimiento, pese a que además del himno compuso un "valz" para el club".

-¿Me dice que en todo este tiempo el club no la ha ubicado?

"Nunca se han puesto en contacto conmigo. Cuando mi padre falleció, en 1955, salió una pequeña mención en un diario local, pero el club nunca me ha llamado".

-¿Y qué paso con el "valz"?

"Yo tenía en mi poder la partitura, al igual que con el himno, pero la verdad es que con los años se me perdieron o las regalé. Era una canción muy bonita, pero lamentablemente ya no la tengo"

-¿Le habría gustado volver al estadio?

"(Rie)..,porque no pues, a mi me gusta el Wanderers, pero creo que ya no estoy para eso, lo mio es la pintura"

Con la voz un tanto deteriorada por el paso de los años, la señora Irma interpreta de memoria, y con mucho entusiasmo, el antiguo himno de Santiago Wanderers. Es la prueba necesaria para ratificar su historia, porque como dice la misma letra escrita por su padre, la idea es "Cantar por siempre a la honra del club".

 

La letra de la

canción oficial

 

El Santiago Wanderers

supo conquistar

para sus colores

el puesto de honor

y sus jugadores,

cual feroces leones

dieron en el campo

pruebas de valor.

Al batir las palmas,

que da la victoria

entre los cantores

de la juventud,

alegres cantemos,

por siempre juremos

defender la honra

y el nombre del club.

Vamos al field,

vamos al field

a conseguir,

a conseguir,

que nuestro club,

con honor, con valor

vencerá en la lid.

Que nuestro club,

que nuestro club,

hoy como ayer

a sus rivales

siempre supo vencer.

Volver

La Estrella de Valparaíso
Teléfonos Contactos

Esmeralda 1002, Valparaíso, Chile
Teléfonos:
(56 32) 264230 - 264231