Usted está en : Portada : Crónica Sábado 30 de julio de 2005

Espectacular auge de la comida oriental

Rubro enfrenta un impensado crecimiento ante la sorpresa de los

comerciantes

Los jóvenes japoneses que recientemente se instalaron con su restaurante

"Kuukai" frente a la plaza Victoria. Esperan que los porteños

y turistas extranjeros disfruten de su variado menú. ¶

Si bien la chorrillana, la parrillada o el pollo con papas fritas

siguen vigentes, en el último tiempo los porteños han comenzado

a diversificar sus gustos culinarios mirando hacia el Lejano

Oriente. En el plan se aprecian antiguos y nuevos locales que

ofrecen un variado menú típico de estas naciones, para servirse

en la hora de colación, cena o llevar a casa. Existe una atractiva

oferta de restaurantes de comida china. Ricardo Espinoza, administrador

del "Pau-San" de Independencia, comenta que el negocio ha mejorado

notablemente respecto del año pasado, considerando que el período

punta es de noviembre a marzo. En los días hábiles, empleados

y estudiantes optan por los almuerzos con variedades de chapsui

y carne mongoliana acompañadas de wantán. El fin de semana la

familia prefiere el arrollado de primavera o un costillar cantonés.

"Somos varios amigos que nos fascina la comida oriental: japonesa,

coreana, vietnamita y es bueno que en Valparaíso exista una amplia

oferta", opinó Ricardo Toro que estaba con su novia. Según el

administrador, "la gente ya maneja los conceptos y sabe cuáles

son los platos sin necesidad de estar explicando. Son pocos los

que preguntan, lo que demuestra que existe un conocimiento previo",

dijo. En calle Molina frente a Plaza Victoria se acaba de inaugurar

el restaurante "Kuukai" que ofrece comidas y productos de la

carta japonesa y coreana. Se trata de un proyecto de dos jóvenes

nipones que se conocieron en nuestro país: Nakazama Takashi,

de la ciudad de Kanagana y Takahashi Shinichi, de Hokaido. El

primero lleva 6 años en Valparaíso y el segundo dos. Quedaron

encantados con la ciudad y siempre soñaron con abrir un local.

En su negocio, que en su idioma significa "Quiere comer" y "Cielo

y mar" tienen un amplio menú de rolls en base a salmón, camarón

ecuatoriano, pulpo mezclados con arroz y verduras como el pepino

y rábano, aderezados con wasabi o salsa de soya. "Tenemos múltiples

variedades de la comida cruda y fresca; sabores distintos y secretos

para preparar el sushi", dijo Shinichi, que está confiado en

captar el interés de los visitantes. El recinto tiene capacidad

para 25 personas ambientado a la usanza japonesa, con lámparas

de papel y árboles bonsai. A futuro ofrecerán productos de artesanía.

Los precios fluctúan entre 3.200 y 20.000 pesos y existe la

opción de comida para llevar. ¶

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto