Usted está en : Portada: La Antorcha
Miércoles 25 de febrero de 2009
KC se tomó un araucano y se fue como toqui al Casino
El músico bebió feliz varias copas del amargo trago y partió a rematar el carrete a Viña

anita collao

Totalmente enamorado de Chile y particularmente de los tragos y la comida criolla, se mostró Wayne Casey, el líder de KC and The Sunshine Band, en lo que fue su primer carrete nocturno en la zona.

Según contaron fieles testigos de "La Antorcha", el artista primero fue a cenar al restaurant Portofino, en Valparaíso, donde quedó maravillado con la comida. Eligió pollito y picoteó de lo que comió el resto de los comensales, como mariscos y ricas pastas.

En la ocasión, el cantante quedó prendido con el queso rallado y preguntó hasta cómo se pronunciaba, en medio de una amena conversación en torno a las exquisiteces de nuestro país.

ARAUCANO

Seguidamente, hizo "ene" preguntas por los vinos chilenos y hasta los fotografió.

Pero, definitivamente, lo que más le llamó la atención fue un típico trago chileno, fabricado en Valparaíso: el araucano, el que, aunque en Chile se toma como bajativo, él se tomó como si fuera bebida y hasta lo encontró "ricou".

De acuerdo a testigos de su encantamiento con el araucano, al gringo realmente le gustó, a pesar de que este brebaje es bastante amargo. No obstante, el artista ni se encogió después de probarlo. Es más, se mostró más contento que nunca y partió bien entonado a la segunda parte del carrete.

CUAL TOQUI

Después de esta gran jornada, y con el araucano en el cuerpo, KC actuó como todo un cacique -esto es, con una gran fuerza y un vigor inigualables-, consultando a dónde seguía el carrete junto con todos sus amigos, entre los que se supo, en la mañana de ayer, que también estuvo el concejal de Viña Andrés Celis, pues comentó en el programa "Alfombra roja" que salió a cenar con KC.

Y la respuesta no se hizo esperar, ya que todo el mundo apuntó al Casino de Viña del Mar, hasta donde toditos se fueron súper contentos.

Dicen que allí el artista la pasó chancho con sus compañeros de carrete y se quedó hasta altas horas de la madrugada.

BUENA TELA

Cabe precisar que lo que más destacaron quienes lo vieron es que el hombre es "muy buena tela" y que "se nota que le gusta la buena mesa y pasarlo chancho con un buen brebaje".