Usted está en : Portada: Espectáculos
Martes 23 de junio de 2009
Descubren retrato de Teresa Wilms Montt en Limache
Figura de la escritora viñamarina tomó más notoriedad luego del estreno de la película "Teresa"

Luego del estreno de la película "Teresa", el interés por conocer más de la vida de la enigmática escritora viñamarina, Teresa Wilms Montt, ha ido en aumento. Ya sea por su obra, su trágica historia familiar o su irreal belleza -como la describen algunos de sus admiradores- son cada vez más quienes aportan datos de la artista.

El escritor Hernán Ortega Parada, en una reciente visita al museo histórico Palmira Romano de Limache, descubrió un retrato de Teresa Wilms Montt firmado por Antonio de la Gándara (1862-1917).

Se trata de un óleo de m/m 35x50 centímetros. Según describe Ortega: "pudo haber sido pintado en Santiago después de nacer Elisa (la primera hija de la escritora). Una pequeña placa de bronce dice "Teresa Wilms Montt". Lo demás es admirar sus ojos "glaucos" (como decían los modernistas) y encontrar su alma, esta vez tranquila, apacible. Está un poco gordita y su boca es "carnosa y breve"".

En todo caso este no es el único cuadro que se conoce de la viñamarina. El mismo Ortega menciona otros dos. "Se sabe que Teresa posó en España para Julio Romero de Torres (primer viaje) y posteriormente la retrató Anselmo Miguel Nieto".

DE OTRO MUNDO

Tanto sus seguidores como sus biógrafos consideran que Teresa Wilms Montt era "de otro mundo". Lo mismo cree Hernán Ortega, quien también se ha dedicado a desentrañar la vida de esta mujer que murió tempranamente por una sobredosis de Veronal.

"La realización de un filme no hace más que activar la sensibilidad de observadores, algunas exactas y otras, eco de los ecos. Su caso es visto desde muchas ópticas: paradigma de la situación social de la mujer cuando despierta el siglo XX; escritora de vanguardia en su tiempo, que escribió los dictados de su introspección. Y otras, que son más pobres, como ensalzarla sólo por su belleza", comenta Ortega.

MIRADA EN MENOS

Para este escritor, que se ha dedicado a estudiar a sus pares, la obra de Teresa Wilms Montt ha sido injustamente mirada en menos por no situarla "en el centro de la época real".

Ortega menciona una serie de escritores y publicaciones que se han dedicado a ensalzar a Teresa Wilms Montt. Entre ellos se cuenta Vicente Huidobro -uno de sus mejores amigos- quien escribió "Teresa Wilms es la mujer más grande que ha producido la América". También está el caso de la revista italiana "Poesia" que en agosto del 2008 escribe sobre ella. "Dedica la portada y catorce páginas a recordarla. Es comparada con Emily Dickinson y Virginia Woolf. "Fue una cocotte "honesta", de impronta cerebral, una santa y una mística, una figura gótica del género de Collins y De la Mare, la "inquieta dama de blanco", siempre en fuga de los otros y de sí misma...", destaca Ortega.

Teresa Wilms Montt nació el 8 de septiembre de 1893 en Viña del Mar. A los 17 años se casó con Gustavo Balmaceda Valdés con quien tuvo dos hijas, Elisa y Silvia Luz. Siendo muy joven empezó a frecuentar círculos intelectuales y bohemios. En 1913 empieza a escribir en la prensa y en 1917 publica sus primeros libros.