Año 83 - Nro. 24.279 - Martes 17 de Junio de 2003

Bélgica busca en Chile pistas por millonario fraude en venta del Mirage

Los aviones comprados a Bélgica fueron rebautizados en Chile como "Mirage-Elkan" en 1994.

 

Los tribunales de Bélgica extendieron a Santiago la búsqueda de antecedentes que les permitan aclarar las sospechas que han surgido sobre la operación que permitió a la aviación de ese país europeo deshacerse de 25 aviones Mirage usados y venderlos repotenciados, a mediados de los años noventa, a la Fuerza Aérea de Chile.

Los primeros días de abril recién pasado Daniel Fransen, juez de instrucción de Bruselas, despachó una carta rogatoria a las autoridades chilenas, pidiéndoles asistencia para recabar documentos y realizar diligencias que él considera imprescindibles para dilucidar el misterio que en su país ha salpicado, incluso, al mundo político.

De acuerdo con antecedentes reunidos por La Segunda, los papeles llegaron en las últimas semanas a la Cancillería y en los próximos días tendrán que ser entregados a la Corte Suprema para que los ministros de su Sala Penal resuelvan si corresponde o no prestar la colaboración solicitada por su colega Fransen.

Esta historia se remonta a 1989 cuando el Estado belga encargó a la empresa Sabca la modernización de 20 aeronaves Mirage V que, en esos días, operaba su Fuerza Aérea. Ese programa tenía que culminar en 1994, pero un año antes el gobierno cambió sus planes y decidió desprenderse de los aparatos. Para eso, ordenó que el repotenciamiento continuara adelante, pero al mismo tiempo impartió instrucciones para buscar un mercado donde colocar ese material de guerra.

Sabca junto a una intermediaria, Europavia, vio clientes potenciales en Filipinas, Paquistán, Finlandia y Chile.

Justamente en esa época la Fach sondeaba las alternativas existentes para reemplazar parte de su flota de aire.

El principal cerebro de Europavia era Jacques Lefebvre, un general jubilado que trabajó más de una vez como jefe de gabinete en el Ministerio de Defensa belga. El tenía una red de contactos en el mercado de las armas y algunas de sus mejores relaciones las mantenía con un grupo que supuestamente denominaba "dispositivo chileno", integrado por tres personas: dos de ellos extranjeros avecindados en Chile, mientras que se presume que un tercero tendría lazos familiares aquí.

Las conversaciones prosperaron y el negocio se cerró finalmente con la venta de 20 Mirage modernizados, otros cinco sin ninguna modificación y suministros varios, especialmente motores usados de repuesto. El monto de la operación: 109 millones de dólares

BUSCAN MILLONES DE DOLARES

La investigación judicial belga sospecha que hubo un perjuicio para el tesoro público de su país, debido a la comisiones que se pagaron y que, según sus cálculos, suman 15 millones de dólares.

Los indicios sobre la operación surgieron en otro proceso judicial, donde un juez de la Corte Suprema belga procesó por corrupción a conspicuos políticos de ese país. Allí también fue investigado el general Lefebvre y documentación incautada en Europavía daría cuenta que él intervino en la organización de las transferencias de las comisiones originadas en la reventa de los Mirage.Lefebvre se quitó la vida en marzo de 1995, pocos días después del allanamiento a sus oficinas y de su hogar.

Las investigación de los movimientos financieros de Europavía, condujeron a bancos suizos y allí la revisión de las cuentas de una compañía denominada Berthier Investment Inc. permitió reconstruir cómo se distribuyeron los 15 millones de dólares: un tres por ciento fue a dar a una cuenta de Lefevbre, un diez por ciento a una persona que se desempeñó como corresponsal de Sabca en Chile, un uno por ciento a nombre de un funcionario estatal belga, un ocho por ciento para una cuenta de Miami cuyo destinatario se desconoce y un 76 por ciento para Berthier.

El juez Fransen quiere saber ahora dónde fue a parar ese dinero, sobre todo la tajada más grande que recibió Berthier y su mirada se dirigió a Santiago, porque esa empresa, otras relacionadas o los intermediarios tendrían oficinas o residencia en Chile.

FACH NO ENCONTRO ANOMALIAS

El senador Nelson Avila, en enero de 1999, denunció la existencia de supuestas irregularidades en la compra de los aviones Mirage y citó como prueba la investigación judicial abierta en Bélgica.

El 14 de abril de ese mismo año, después de un sumario interno, la Fuerza Aérea de Chile rechazó que hubiesen mediado pagos por la adquisición de las aeronaves: "La investigación fue entregada al Ministro de Defensa Nacional (...) consiste en tres mil 800 hojas, las que comprueban que no existen comisiones pagadas a la Fach o por dicha entidad, ni a sus integrantes", consignó un comunicado oficial en esos días.

La institución también se encargó de subrayar que la cancelación del valor pactado se realizó de gobierno a gobierno y que el dinero fue girado por la Tesorería General de la República directamente al Estado belga, a través del Generale Bank de ese país, sin participación de la Fach en el flujo de fondos.

Y, además, la aviación sostuvo que su revisión verificó que el material y especies adquiridos fueron recibidos en la cantidad y condición que establecía el contrato.

Volver

La Estrella de Valparaíso
Teléfonos Contactos

Esmeralda 1002, Valparaíso, Chile
Teléfonos:
(56 32) 264230 - 264231